Anticongelante perfila su debut para ser comercializado

jueves 27 de octubre de 2022

Gracias a la alianza con Copeval, empresa nacional líder en distribución integral de productos y servicios para la agricultura, se presentaron solicitudes de patentes internacionales en la Unión Europea, Estados Unidos, Colombia y Brasil.

Sin duda la protección de los cultivos es un desafío permanente para la agroindustria, en especial cuando se trata de heladas primaverales. En Chile, por ejemplo, este fenómeno ha generado mermas entre 130 a 320 millones de dólares al año y se prevé que incrementen debido al desplazamiento de las plantaciones frutales desde la zona central, al sur del país debido a la baja disponibilidad de agua.

Para ello científicos del Centro ANID CIPA y la UdeC decidieron abordar este desafío y formularon el anticongelante BioNofrost, tras la adjudicación de recursos otorgados por la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID). La investigación se desarrolló en dos etapas; en la primera se logró desarrollar el anticongelante por científicos de Cipa y validarlo en la estación experimental de la UdeC en Chillán. En la segunda etapa se ha escalado el proceso y se han extendido los ensayos de validación en huertos productivos.

En esa línea gracias a la alianza con Copeval, empresa nacional líder en distribución integral de productos y servicios para la agricultura, interesada en desarrollar el anticongelante BioNofrost, se presentaron solicitudes de patente en la Unión Europea, Estados Unidos, Colombia, Brasil y en Chile, donde ya se ha concedido la Patente.

Una de las encargadas de este reto científico en CIPA, es la licenciada en Química y doctora en Ciencias Químicas, Saddys Rodríguez, quien valoró la obtención de la patente otorgada por el Instituto Nacional de Propiedad Industrial, ya que luego de rigurosas evaluaciones se determinó el derecho exclusivo que concede el estado para la protección de la invención BioNofrost.

“Si bien en el mercado hay un sin número de productos comerciales para combatir heladas, en ninguno de ellos se utiliza como principio activo un soluto biomimético polimérico para su aplicación en plantas susceptibles al daño provocado por heladas en diferentes estados de crecimiento, teniendo resultados promisorios tras aplicar BioNoFrost en condiciones controladas de -5°C por 4 horas”, explica la doctora Rodríguez

A su vez Rodríguez agrega que “estamos fabricando una unidad productiva que estará emplazada en las instalaciones de Copeval y permitirá el escalamiento del Bio Nofrost al producir 10 litros por hora. Además, a la misma entidad le será la transferida esta tecnología para que la comercialice”.

Características que permitieron establecer una alianza con Copeval, el mayor distribuidor de agro insumos y servicios agrícolas del país, por lo que el desarrollo presenta varias relevancias, indica Claudio Muñoz, subgerente de Innovación y Desarrollo de Fitosanitarios de la organización.

Muñoz explica que Bio Nofrost presenta un alto nivel de escalamiento comercial, ya que desde el punto de vista agronómico el problema de las heladas se presenta todos los años y si bien, este producto lo evaluaron en kiwis, arándanos y cerezos, hay muchos otros cultivos que son sensibles a las heladas.

“El área potencial de mercado es muy grande, porque si sumas las zonas de los cultivos sensibles a este evento encontrarás 17 mil hectáreas de arándanos, 60 mil de cerezo, 50 mil de vides de mesa y 120 mil de vides viníferas, donde el 80% se encuentra en zonas sensibles a las heladas o riesgo de caída de estas”, afirma Muñoz.

Y agrega que “vimos en esta innovación una herramienta accesible para los usuarios, ya que es preventiva y puede ser aplicada cuando comienza el periodo de heladas. Para ello se aplica un plan de manejo en el uso del producto y se utiliza periódicamente durante las épocas en las que exista una alta probabilidad de ocurrencia de heladas”.

La idea que inicialmente comenzó a desarrollarse en 2014 con una revisión bibliográfica se convirtió en un producto innovador y entre sus resultados preliminares alcanzó el doble de efectividad respecto al competidor más cercano. Además, el producto no tiene efectos nocivos sobre las plantaciones, por lo que las frutas mantendrían su color, sabor, textura y dureza.

Si bien desde el punto de vista técnico existen herramientas para el control de heladas, la penetración de estas es muy baja debido a los grandes costos que significa implementarlas, por lo que la mayoría de los cultivos no tienen protección y BioNofrost disminuye los riesgos para las plantaciones que pudieran ser dañadas por las heladas.

Fuente: CIPA