Ciencia y arte se combinan para enseñar a apreciar y registrar la biodiversidad del Limarí

miércoles 13 de julio de 2022

A objeto de acercar el mundo de la ciencia al arte y la educación mediante la observación de la naturaleza, e igualmente, con el propósito de desarrollar otras formas para conocer el ambiente natural que rodea a la provincia del Limarí, recientemente se desarrolló un taller de Bitácoras Naturalistas, iniciativa colaborativa entre CEAZA, el Instituto de Ecología y Biodiversidad (IEB), y el Museo del Limarí; instancia que consideró también una charla de la historia natural de la flora del Limarí. 

Según destacó Daniela Cisternas, una de las participantes, el taller fue muy enriquecedor: “como profesora, necesitaba una herramienta que me ayudara a desarrollar la habilidad científica de la observación”, “que es clave para partir cualquier proceso. Aprendí que la observación no es sólo ocupar el sentido de la visión, sino que involucraba el uso de todos los sentidos, pues para observar el entorno natural hay que sentirlo”, explicó.

Por su parte, Yurié Alvarez, otra de las asistentes, comentó que la experiencia fue muy nutritiva, “aprendiendo a darle forma a todo eso que íbamos sintiendo y observando. “Hicimos distintos ejercicios donde debíamos escuchar, observar lo que ocurría en nuestro entorno y buscar 5 tesoros, intentando representar eso que sentíamos, que era del propio territorio”, explicó.

Herramienta para valorar el entorno

El taller consistió en enseñar técnicas de percepción sensorial, narración, dibujo y escritura, tanto en el Museo del Limarí como en el Valle del Encanto, para confeccionar cuadernillos personales para el registro de observaciones sobre la naturaleza. En tanto, durante la charla se dio a conocer parte de la historia natural del valle del Limarí, a fin de inspirar la creación de una bitácora naturalista.

La iniciativa se desarrolló en el marco del programa Ciencia, Arte y Educación, y se ideó en el contexto del apoyo que el Centro ANID CEAZA brinda a la Mesa de Educación Artística y la Mesa de Educación para la Sustentabilidad, y consideró el citado taller de Bitácoras Naturalistas, a cargo de la bióloga y diseñadora Silvia Lazzarino; y la charla “Historia natural de la flora del Limarí”, por parte de la Dra. Alexandra Stoll, investigadora de CEAZA. 

Observar y valorar

Al respecto, Silvia Lazzarino, explicó que en este tipo de talleres se enfoca en la naturaleza, pero que en esta ocasión se inició desde la historia, “lo cual fue muy bonito, porque también la naturaleza es la historia, y nosotros somos parte de la naturaleza y es muy bello evidenciar eso. “Comenzamos observando las piezas históricas del Museo del Limarí, las dibujamos y analizamos”, y luego, ya en la naturaleza, fue muy conmovedor ver cómo cada uno se logró conectar con ese asombro más de la niñez, que es lo que busco, para que desde allí se explore la naturaleza con todos los sentidos”, destacó.

Para Paola Hernández, comunicadora científica del Nodo Norte del Centro ANID IEB, la idea de esta instancia fue entregar una herramienta para que pueda ser aplicada en aula”, donde no sólo participaron docentes, sino también, divulgadores científicos, fotógrafos e ilustradores. “Esta herramienta es súper potente porque enseña a observar”. No hay que ser un artista y lograr dibujos maravillosos, sino que simplemente observar y procesar una información y ser capaz de representarla, pues al dibujar se logran ver cosas que, sólo al mirar, no las vas a ver”, sostuvo.

A juicio de Claudia Hernández, encargada de Divulgación de CEAZA, el taller de Bitácoras Naturalistas es una herramienta que facilitará el reconocimiento y valoración del entorno natural circundante, y a través del registro y la ilustración, que no es el propósito, sino la herramienta”, podemos desarrollar otras maneras de comprender el paisaje, permitiendo reconocer los elementos naturales que permiten comprender cuáles son los elementos que otorgan identidad al territorio”.

Fuente: CEAZA